Administración: 91 462 64 94 - Técnicos: 619 479 323 - 657 278 141
Administración: 91 462 64 94 - Técnicos: 619 479 323 - 657 278 141

Elegir puertas de armario: ¿Abatibles o correderas?

elegir puertas de armario

Reformar una habitación, el dormitorio de nuestros niños, el nuestro… Requiere muchas preguntas, respuestas y decisiones. Una de ellas es elegir puertas de armario. ¿Cuáles son las más adecuadas? Vamos a tratar de explicarte las diferencias, ventajas y desventajas de las dos principales alternativas: ¿Abatibles o correderas?

Ya en un post anterior os explicamos algunos consejos para elegir frente de armario. Aspectos como materiales, acabados, armonía con el resto de la estancia… Como decimos, decidirse entre todas las opciones a nuestra disposición no siempre es sencillo. Lo más normal es necesitar algo de ayuda.

Tanto si estamos hablando de un armario empotrado como uno superpuesto, la elección de las puertas es la decisión que condicionará todo, incluso el resto de la habitación. Tanto las abatibles como las correderas cuentan con características propias, ventajas y alguna que otra desventaja. Algunos aspectos que tendremos que vigilar son el precio, la estética o la facilidad de acceso al interior.

Elegir puertas de armario abatibles: Ventajas y desventajas

Uno de sus puntos fuertes es que permiten tantas opciones como gustos existan. Se adaptarán perfectamente a tu hogar o al estilo decorativo que hayas elegido. Además, puedes apostar por tiradores tradicionales o por los novedosos sistemas de apertura a presión, lo que aporta un toque de discreción y modernidad.

No podemos olvidar que al elegir puertas de armario del tipo abatibles disfrutaremos de una visión completa del interior, facilitando acceder a todo lo que tenemos guardado.

En el lado contrario, si tuviéramos que señalar alguna desventaja, esa sería el espacio que necesitan a su alrededor para abrirse y que suele rondar los 90 centímetros para poder circular con tranquilidad.

Ventajas y desventajas de las puertas correderas

En el lado contrario nos encontramos con las puertas correderas. Sin duda, el mejor aliado que podríamos tener para habitaciones y dormitorios pequeños. No en vano, no ocupan absolutamente nada de espacio cuando se abren. De esta forma, tu cama, mesa o mesita de noche pueden estar al lado sin impedir la apertura.

Otra de las ventajas al elegir puertas de armario correderas es que ofrecen una mayor sensación de confort, impidiendo también que la suciedad o el polvo pudiera colarse en el interior del ropero. Se trata de un diseño más limpio.

No nos olvidemos tampoco que esta clase de armarios con puertas correderas permiten tamaños mucho más grandes. Lo normal es una altura estándar de 2,60 metros de altura y con hojas que pueden llegar hasta los 110 centímetros de largo.

¿Desventajas? Podríamos señalar que no podemos disfrutar de una visión completa del armario, sino solo de sus zonas. Además, su precio es habitualmente algo superior a las batientes.